La verdadera historia de Hansel Y Gretel

La verdadera historia de Hansel y Gretel

Cuando Hansel y Gretel llegaron a la casita de chocolate, en realidad sólo tenía una mano de pintura color caoba, la bruja les recibió con ojos golosos; o eso pensaron los dos hermanos. Tras asesinarla en defensa propia, eso se dijeron el uno al otro, Gretel suplantó la identidad de la bruja. Para verificar la presencia de la vieja ante los vecinos y poner coto a las suspicacias de eventuales registradores de la propiedad que por allí pasaran, andaba encorvada y azuzaba al gato con voz ronca. Un día Gretel miró a su hermano con ojos golosos, o eso pensó Hansel, de modo que este último no tuvo más remedio que asesinarla; o eso se dijo a sí mismo.

            A Hansel no le quedó otra que envolverse en los ropajes de la vieja si quería continuar en la casita de chocolate, que en realidad tenía una mano de pintura color caoba. Andaba encorvado y azuzaba al gato con gran pericia, aunque la voz ronca no le salía. Un día llegaron dos huérfanos frente a la puerta de la casita que no era de chocolate. Hansel no hizo mucho por defenderse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s